Ya soy autónomo… ¿y ahora qué?

Acabas de darte de alta como autónomo y de comunicar a Hacienda el inicio de tu actividad empresarial o profesional. ¡Por fin! Pero de repente, te das cuenta de que hay una infinidad de cosas que tienes que hacer, otras que estás seguro de si tienes que hacerlas o no… y esa continua sensación de: “¿me estaré dejando de hacer algo a lo que esté obligado y no me haya enterado?“.

Conocemos perfectamente esa sensación. Nos la han transmitido los emprendedores con los que llevamos trabajando y asesorando desde hace más de 20 años, desde mucho antes de que naciera Cuéntica.

Una de las cosas más importantes al comenzar la actividad es saber distinguir entre:

  • las cosas que hay que hacer, las que son realmente importantes y necesarias para el éxito económico del proyecto, y
  • aquellas otras cosas que también son obligatorias, pero que no van a determinar tu éxito en esta nueva aventura.

Las claves del éxito económico en tu nueva actividad

Si me pidieran definir en una sola frase cuál es la clave del éxito de un nuevo emprendedor, diría que la clave está en el control. El control de esta nueva actividad empresarial o profesional que inicia. El control del negocio.

No hay nadie que conozca el proyecto mejor que el propio emprendedor. Nadie entiende su actividad y el enfoque del negocio mejor que él. Y el control económico del mismo es muy fácil si se controlan los seis aspectos fundamentales que comento a continuación.

1. Control de la facturación e ingresos

El momento de mayor incertidumbre económica es el inicio de la actividad. Por ello, una buena gestión de los ingresos y de la facturación es determinante: controlar bien los tiempos de facturación, los importes, las formas de cobro y sus plazos… e incluso tener una previsión de ventas. Todo ello es necesario para ver la evolución y la continuidad del negocio.

Pero, además, la factura es también el último elemento de la venta entregado al cliente, y no puedes darte el lujo de presentar un documento con errores, incorrecto o incluso con una imagen poco profesional. Las facturas deben cumplir una serie de requisitos legales para que sean correctas, deben contener todos tus datos fiscales y los de tu cliente y deben ser correlativas en fecha y número. Y, también, deben recoger claramente los impuestos: el IVA desglosado del importe total y si eres un profesional también la retención del IRPF que te corresponda.

Si quieres más información sobre las facturas, te dejo un enlace:

2. Control de los gastos y compras

A partir de ahora tienes que pedir la factura de todas las compras relacionadas con tu actividad. Nadie mejor que tú sabe qué es lo que compras y para qué lo haces. Y para controlar estas compras y gastos no es necesario saber contabilidad, solo es necesario clasificar los gastos de forma útil para ti: proveedor, importes, fechas y periodicidad.

Esto te permitirá ver su evolución, periodicidad, plazos de pago e incluso tener las previsiones de gastos futuros. Y además te va a permitir desgravarlos fiscalmente para calcular tu beneficio.

3. Control del dinero (tesorería)

Define y controla los medios de pago que vas a utilizar: las cuentas bancarias, las tarjetas de crédito o débito y sus saldos de dinero iniciales. Recomendación: crea nuevas cuentas bancarias para usar únicamente para tu actividad empresarial o profesional, así te será mucho más fácil.

Si has registrado los ingresos y los gastos como indicamos, ya tienes automáticamente todos los datos que necesitas para controlar los cobros y los pagos de tu negocio. Simplemente se trata de revisar y confirmar que estos cobros y pagos se realizan tal y como se había previsto. Si el pago de una factura se ha retrasado 5 días, por ejemplo, modifica el cobro para que refleje cuándo se ha realizado en realidad. Así tendrás un control exacto del dinero del que dispones y un completo calendario de movimientos y saldos, que es esencial para la continuidad del proyecto.

4. Control de tu evolución económica (con indicadores o KPI’s)

Si ya tienes controlados los ingresos, los gastos, y también los cobros y los pagos… ya tienes toda la información que se necesita para tener bajo control el negocio y su evolución. Ya tienes todos los datos y ahora solo queda interpretarlos, simplemente con un mínimo de sentido común, para seguir la evolución de estos indicadores.

Al principio, posiblemente los ingresos serán inferiores a los gastos, es algo muy habitual en muchas actividades. Pero controlando bien la evolución de ambos – y del dinero disponible para cubrir esas diferencias – todo empezará a ir bien a medida que la actividad vaya creciendo.

Márcate unos objetivos económicos para alcanzar el beneficio deseado en un plazo de tiempo razonable y comprueba cómo va evolucionando.

5. Control de tus obligaciones fiscales

Desde el momento en que te das de alta como trabajador autónomo tienes una serie de obligaciones fiscales. En concreto:

  • Estás obligado a guardar y conservar las facturas y justificantes de la actividad, tanto de los ingresos como de los gastos.
  • Estás obligado a llevar unos “libros oficiales” de ingresos, de gastos y otro de inversiones. Son los resúmenes de todos los ingresos, gastos e inversiones que vas realizando por tu actividad a lo largo del tiempo.
  • Estás obligado a presentar cada trimestre la liquidación de los impuestos que corresponden a tu actividad. Según a qué te dediques, tendrás que presentar unos modelos u otros.

Cumplir con todas estas obligaciones no va a hacer que tu negocio facture más ni que alcances antes tus objetivos económicos, pero sí te va a dar la tranquilidad de que todo está correcto y te evitará cualquier problema o sanción de la Agencia Tributaria.

Controlar tus obligaciones fiscales y tener una previsión de los impuestos que vas a tener que pagar cada trimestre te va a permitir centrarte con tranquilidad en el negocio. Y dormirás mejor, créeme 😉

6. Información, aprendizaje y asesoramiento continuado

A partir de ahora también vas a necesitar estar informado y actualizado sobre todos los cambios que puedan afectar a tu actividad y a tus obligaciones como autónomo.

Además, al principio, se tienen un sinfín de dudas sobre todos los aspectos económicos. Desde “cómo hacer correctamente un factura” o “cómo pasar un recibo a un cliente por el banco”, hasta “qué gastos me puedo deducir” o “qué impuestos debo presentar”, por poner algunos ejemplos de dudas que resolvemos habitualmente.

Por eso, es importante disponer de un servicio de apoyo y asesoramiento que no solo sirva para solventar rápidamente todas estas dudas, sino también que te ayude a ir aprendiendo todas las buenas prácticas que una nueva empresa – o un buen profesional – debe conocer.

¿Cómo controlar un nuevo negocio de forma fácil?

Cuéntica es un sistema pensado para ayudarte con estas seis claves. De hecho, la aplicación web está dividida en cinco secciones:

  1. Facturar y controlar tus ingresos: las facturas van a tener un formato oficial, sin errores, y van a cumplir todas tus obligaciones fiscales.
  2. Control de gastos de forma muy sencilla e intuitiva.
  3. Control de tesorería, para que solo tengas que revisar y confirmar tus cobros y pagos.
  4. Panel de control, con todos los indicadores esenciales generados de forma automática, para que controles de un simple vistazo la evolución de la empresa.
  5. Informes y modelos fiscales: un calendario fiscal para que no se te olvide ninguna obligación y ninguna fecha. Y, por si acaso, nosotros te avisamos cada vez que comienza el plazo para presentar cualquier documentación.

Y además, puedes elegir añadir módulos adicionales a la propia herramienta para conseguir:

  • Generar automáticamente todos tus informes, los libros oficiales y los modelos fiscales obligatorios, listos para que puedas presentarlos en la web de Hacienda.
  • Que nuestro equipo revise toda la información que tienes en tu cuenta, corregirla si es necesario y presentar todas tus obligaciones en tu nombre.
  • Asesoramiento continuo, con un equipo de economistas experimentados que resolverán cualquier duda económica o fiscal que necesites.

En definitiva, Cuéntica es un servicio diseñado para ayudarte a gestionar muy fácilmente, y sin errores, lo esencial de tu actividad: ingresos, gastos, cobros y pagos. Y te acompañamos en el camino, porque sabemos que siempre van surgiendo dudas. Si quieres, puedes echar un vistazo en nuestra web, escribirnos a través del chat o llamarnos por teléfono (976 910 380). Estaremos encantados de resolver cualquier duda que tengas 😊

Moisés Martínez

Publicado por Moisés Martínez

Nadie mejor que tú para llevar las cuentas de tu negocio.
Compruébalo tú mismo.

Emite tus facturas online
y envíaselas a tus clientes

Registra todos tus gastos
y tickets fácilmente

Controla en tiempo real
las métricas de tu negocio

Presenta tus obligaciones
contables y fiscales

y cuenta con un equipo de economistas expertos en contabilidad
para resolver cualquier duda que tengas o realizar cualquier gestión que necesites
15€/mes. Los primeros 15 días son gratis.