Deducción de los gastos de casa si trabajas en ella

Una de las mayores inquietudes que tienen los autónomos es qué gastos pueden deducirse dentro de su actividad económica. La Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo (Ley 6/2017, de 24 de octubre) ha venido a aclarar, desde el 01 de enero de 2018, qué gastos podrán deducirse los autónomos que desarrollen su actividad económica en su domicilio particular. De esta manera, podrán imputar un porcentaje de los gastos del domicilio a la actividad económica.

El requisito más importante – e imprescindible – para poder deducirse esos gastos, es que dicho domicilio haya sido comunicado a la Agencia Tributaria a través de la Declaración Censal (modelo 036 o 037). No debe estar únicamente declarado como domicilio fiscal, sino también cómo lugar directa o indirectamente afecto a dicha actividad, indicando los metros cuadrados de dicho domicilio y qué porcentaje de los mismos se dedicará al desempeño de ésta.

La Ley establece que se debe diferenciar entre dos tipos de gastos:

  • los derivados de la titularidad de la vivienda: amortizaciones, IBI, comunidad de propietarios, alquiler, seguro del hogar, etc. 
  • los gastos de suministros: luz, agua, calefacción, etc.

La cantidad a deducir de unos y otros varía considerablemente, aunque en ambos casos se tendrá en cuenta el grado de imputación que haya sido declarado a Hacienda en el modelo 036/037.

De los gastos derivados de la titularidad de la vivienda, el autónomo podrá deducirse el porcentaje de imputación comunicado en su declaración censal. En el caso de los gastos de suministros, la cantidad a deducir será la resultante de aplicar el 30% al porcentaje de imputación declarado.

[… que se fija en el porcentaje resultante de aplicar el 30 por ciento a la proporción existente entre los metros cuadrados de la vivienda destinados a la actividad respecto a su superficie total, salvo que se pruebe un porcentaje superior o inferior.]

Parece complicado de calcular, pero con un ejemplo se ve mucho más sencillo:

  • Supongamos que desarrollamos nuestra actividad en un domicilio de 100 m² y tenemos una habitación/despacho de 20 m² en el que instalamos nuestro centro de trabajo. En nuestra declaración censal, por lo tanto, habremos indicado que el grado de imputación es el 20%. Con esto, podremos entonces deducirnos en la actividad económica el 20% de los gastos derivados de la titularidad (alquiler, IBI, seguro…), mientras que de los suministros (electricidad, calefacción…) podremos deducirnos solamente un 30% del 20%.

Ejemplo real de imputación de gastos derivados de la titularidad:

Veamos un ejemplo real de cómo imputar un gasto de IBI, el Impuesto de Bienes Inmuebles. Supongamos que nos llega el siguiente recibo:

En este caso, el gasto que podríamos reflejar en nuestra actividad económica serían 19,43€ (el 20% de 97,15€).

Ejemplo real de imputación de gastos de suministros

Para aclarar el cálculo de los gastos de suministros, supongamos que tenemos esta factura de electricidad:

La base imponible de la factura es de 312,38€. El 20% del gasto sería 62,48€ (el 20% de 312,38€), así que la cantidad que podríamos deducirnos sería de 18,74€ (el 30% de los 62,48€).

Viendo estos ejemplos podríamos decir que, al desempeñar una actividad económica en el domicilio particular, puede deducirse el porcentaje declarado a Hacienda de aquellos gastos que sean propios del  inmueble, mientras que la deducción a aplicar será mucho menor en el caso de los gastos de suministros.

Si utilizas Cuéntica para llevar el control de tu negocio, podrás registrar estos gastos en tu cuenta de una forma muy sencilla, quedando registrados en tu libro de gastos y en tus modelos oficiales automáticamente. Si quieres verlo, tenemos una guía de ayuda explicando cómo registrar en Cuéntica los gastos de casa si trabajas en ella.

Tamara Rafael

Publicado por Tamara Rafael

Asesora contable y fiscal en Cuéntica.

Nadie mejor que tú para llevar las cuentas de tu negocio.
Compruébalo tú mismo.

Emite tus facturas online
y envíaselas a tus clientes

Registra todos tus gastos
y tickets fácilmente

Controla en tiempo real
las métricas de tu negocio

Presenta tus obligaciones
contables y fiscales

y cuenta con un equipo de economistas expertos en contabilidad
para resolver cualquier duda que tengas o realizar cualquier gestión que necesites
15€/mes. Los primeros 15 días son gratis.