COVID-19

Medidas económicas especiales para autónomos y PYMES

Conoce las principales medidas fiscales, laborales y económicas adoptadas por el Gobierno de España para afrontar la situación especial por el Coronavirus.

Cómo subirles el sueldo a tus trabajadores sin gastar más

Unas condiciones laborales orientadas a facilitar una vida plena son un escenario cada vez más demandado por los trabajadores. La implicación de la empresa en la esfera personal genera un aumento en la motivación de los empleados, que a su vez se traduce en un mejor rendimiento como profesional y en un incremento de productividad en la empresa.

En la actualidad disponemos de sistemas retributivos que cubren otro tipo de necesidades, no centrados exclusivamente en la parte económica. La retribución flexible es precisamente un sistema con el que tanto la empresa como el trabajador pueden salir ganando sin incrementar los costes laborales.

¿Qué es la retribución flexible?

La retribución flexible consiste en sustituir parte de la retribución dineraria del trabajador por salarios en especie. El salario en especie es la parte del salario que consiste en la prestación de ciertos servicios o beneficios. 

Este sistema de retribución tiene dos ventajas:

  • Un efecto directo de este sistema de retribución va a ser el ahorro de la carga fiscal del trabajador, lo que supondrá un aumento de su sueldo sin incrementarse los costes laborales para la propia empresa.
  • En los bienes o servicios ofrecidos como salario en especie, la empresa va a poder negociar «a gran escala», lo que probablemente va a permitir obtener precios inferiores a los de mercado.

10 productos y servicios que puede ofrecer la empresa como retribución flexible

Estos son algunos de los servicios – los más habituales – que se incluyen en la retribución flexible:

  1. Guardería. La empresa media en el pago de la guardería de los hijos (0 a 3 años) de sus trabajadores. Los cheques guardería están 100% exentos de IRPF, pero cuidado porque esta retribución es incompatible con la deducción a la que tienen derecho las madres por tener gastos de guardería (83,33€/mes completo).
  2. Transporte. La empresa sufraga los gastos de desplazamiento entre la residencia y el centro de trabajo en transporte público, hasta un máximo de 1.500€ al año. Esta medida es también una alternativa ecológica para mejorar la habitabilidad de nuestras ciudades, causando menos emisiones y menos contaminación ambiental y acústica que otros medios de transporte.
  3. Ticket restaurante. Con una exención de 11€ por día laboral, la empresa proporciona un vale que podrá usarse en establecimientos de hostelería, los cuales quedarán exentos de tributación.
  4. Cursos y formación. Cuando se trata de cursos y formación relacionada directamente con el puesto de trabajo, el importe no tributa. Hay que tener en cuenta que este concepto está exento de cotización a la seguridad social y que además las empresas disponen de crédito formativo a través del cual podrán aplicar bonificaciones en los costes salariales.
  5. Seguro médico. La empresa abona la prima del seguro y se puede deducir en el impuesto de sociedades hasta 500€ por trabajador asegurado. Éstos no tributan debido a la exención de 500€ por persona (2.000€ incluyendo a cónyuges y descendientes).
  6. Pensiones. Las aportaciones a planes de pensiones se incluyen en el salario en especie. Esta retribución tributa como rendimiento de trabajo pero no está sujeta a ingreso a cuenta, lo que quiere decir que no se ha de retener nada por IRPF ni a cargo de la empresa ni del trabajador (no se adelantan importes). En la renta del trabajador el efecto fiscal es neutro, porque la deducción por las aportaciones (hasta el límite de 8.000€) anula dicha retribución. Por otro lado, se difiere la tributación del plan hasta la edad de jubilación. Las aportaciones que hacen las empresas se deducen de la base imponible del impuesto de sociedades con el mismo límite por asegurado.
  7. Participaciones o acciones de la empresa. Se le ofrece al trabajador la posibilidad de participar en el capital social de la empresa, con los beneficios que esto puede generar: incrementos de su valor, dividendos, etc. El empleado puede suscribir hasta 12.000€ anuales en acciones de la empresa sin carga fiscal, siempre y cuando los títulos se mantengan durante al menos tres años. La oferta debe realizarse en las mismas condiciones a todos los trabajadores y cada empleado no puede tener una participación directa o indirecta superior al 5%. Con esta medida, la empresa se ve favorecida por la fidelización del trabajador.
  8. Renting. El gasto del alquiler puede deducírselo la empresa y puede deducirse también las cuotas de IVA, siempre y cuando el IVA se lo repercuta al trabajador.
  9. Seguro de vida. No tiene ventajas fiscales, pero la empresa puede negociar con más fuerza y obtener mejores precios que en una negociación individual.
  10. Gimnasio. No tiene ventajas fiscales, pero igual que en el seguro de vida, se podrían obtener mejores condiciones que intentando negociar el precio de forma individual. Muchos gimnasios tienen ya planes especiales, a mejor precio, para grupos o empresas.

¿Cómo implantar un sistema de retribución flexible?

Para implantar un plan de retribución flexible es necesario que se pacte con los trabajadores, ya sea en el convenio colectivo o en el contrato de trabajo.

La adhesión por parte del trabajador será siempre voluntaria y hay que tener en cuenta que las retribuciones en especie no pueden superar el 30% del salario en ningún caso.

Quienes lo deseen podrán sustituir una parte de su retribución dineraria por los salarios en especie indicados en el apartado anterior.

CUIDADO: Hay que tener en cuenta que, si se sobrepasan las cantidades exentas de IRPF en las retribuciones en especie, la empresa tendrá que ingresar a cuenta del IRPF del empleado el porcentaje correspondiente. Para evitar esto, es recomendable ofrecer solo las retribuciones que están exentas según la normativa, o repercutir dicho ingreso a cuenta al trabajador (es decir, asumiendo el trabajador el porcentaje de IRPF aplicable). De esta manera se evita el coste fiscal del ingreso a cuenta.

Comparativa de una nómina con y sin retribución flexible

En el siguiente ejemplo, se ve claramente cómo optar por la retribución flexible puede suponer un ahorro fiscal importante, ya que el trabajador gana 109,56€ más sin aumentar ni un céntimo el coste salarial de la empresa. Esto implica un incremento de 1.314,72€ anuales.

Tabla comparativa retribución flexible

Además de la disminución de la carga fiscal, no hay que despreciar el hecho de poder obtener mejores precios al hacer negociaciones a gran escala en la contratación de productos y servicios. De hecho, existen empresas que ofrecen este servicio, agrupando compañías que individualmente no dispondrían de este poder.

¿Qué otros sistemas retributivos existen?

Otra de las vías para hacer realidad el compromiso con la autorrealización de los empleados, sin incrementar demasiados costes para la empresa, es lo que se conoce como salario emocional. Consiste en una retribución que no puede traducirse en valores económicos, pero que pretende satisfacer necesidades personales, familiares y profesionales del trabajador.  

Como medidas a instaurar podemos encontrar: la creación de un buen ambiente de trabajo, la flexibilidad horaria, el reconocimiento del trabajador, la transparencia de la empresa en la toma de decisiones, desarrollo personal y profesional del empleado, el teletrabajo, etc.

Conclusiones y reflexiones personales

Comprender que una entidad no es sin sus componentes es la raíz sobre la que crecen este tipo de políticas. Que la empresa intente ir más allá de la cobertura de las necesidades básicas del empleado quizás sea el reto social de las empresas de nuestro tiempo, ya que esta visión holística eleva el énfasis en la «persona» a una de las características más valoradas por los trabajadores de hoy en día, haciendo que el trabajador elija formar parte de esa empresa y no de otra. 

La instauración de este tipo de políticas va a atraer y retener talento, va a incrementar la motivación de los trabajadores, evitará absentismos, estancamientos y, con mayor probabilidad, desembocará en la consecución de los objetivos empresariales.

Además de estas ventajas, este tipo de políticas puede llegar a tener un efecto transversal al mejorar la imagen de la empresa, atrayendo a consumidores que también eligen en qué empresas gastan sus recursos. El marketing de valores, en el que los consumidores eligen a los proveedores en base a valores más allá de lo puramente económico, es una tendencia más en alza cada día.

Nosotros hemos apostado por instaurar alguna de estas medidas, ¿y tú?

Elena Ruiz

Publicado por Elena Ruiz

Asesora contable y fiscal de Cuéntica

Nadie mejor que tú para llevar las cuentas de tu negocio.
Compruébalo tú mismo.

Emite tus facturas online
y envíaselas a tus clientes

Registra todos tus gastos
y tickets fácilmente

Controla en tiempo real
las métricas de tu negocio

Presenta tus obligaciones
contables y fiscales

y cuenta con un equipo de economistas expertos en contabilidad
para resolver cualquier duda que tengas o realizar cualquier gestión que necesites
15€/mes. Los primeros 15 días son gratis.