El blog de Cuéntica

Algunos resultados y conclusiones del Informe Económico 2014

Ha finalizado el ejercicio económico 2014 y con las declaraciones fiscales del último trimestre ya presentadas, en Cuéntica nos hemos puesto a trabajar para realizar y publicar una nueva radiografía económica del autónomo y la PYME española en 2014.

El objetivo de este informe estadístico es arrojar un poco de luz a las finanzas de nuestros propios usuarios y, en general, al resto de autónomos. Es una información que les puede servir de orientación y referencia en la evolución de su entorno, y de ayuda para la gestión de su propio negocio.

La principal motivación del informe es cubrir la falta de información existente con un mínimo nivel de detalle sobre los aspectos económicos relevantes para el perfil de negocios mayoritario en nuestra economía: el de las microempresas (menos de 9 trabajadores), especialmente el de los autónomos (que representa la mayoría de las empresas en España).

Teaser el Informe Económico 2014 de Cuéntica

De los datos publicados en el informe quiero resaltar a nivel personal algunos resultados y conclusiones que me parecen especialmente curiosos o significativos.

Expectativas confirmadas

A nivel nacional iniciamos el año 2014 con unas expectativas económicas halagüeñas pero con un importante grado de prudencia, e incluso escepticismo, después de tantos brotes verdes no consolidados. Pero finalmente estas expectativas para el año 2014 se han ido confirmando.

Para los usuarios de Cuéntica, esta evolución positiva también se ha confirmado y con unos índices de crecimiento superiores a los hasta ahora publicados con carácter general. Con lo que podríamos concluir que nuestro usuario goza de una mejor salud económica en estos últimos tiempos de gripe generalizada.

En este sentido, las medias de beneficios antes de impuestos obtenidos tanto en el caso de autónomos (19.138€) como el de sociedades (17.880€), son significativamente superiores a las últimas estadísticas publicadas por la AEAT tanto para el impuesto de sociedades como para el IRPF. Habrá que esperar (2 años) a que sean publicadas las de 2014 para confirmar finalmente esta diferencia.

Creo que la apuesta por un sistema de gestión en el que se dispone de información de forma inmediata ayuda a tomar decisiones correctas de manera anticipada y contribuye a mejorar el control de negocio y su rentabilidad.

Profesionales de dos velocidades

De los resultados del estudio se observa que del amplio espectro de negocios dedicados a las actividades profesionales, y dentro de unos índices generales positivos, se esconden dos perfiles de profesionales muy diferenciados:

  • El primero corresponde a actividades profesionales consolidadas con mayores niveles de facturación y de beneficios. Corresponden a servicios asociados a un mayor nivel de cualificación, con alto valor añadido y un nivel de inversiones y gastos reducido.
  • Un segundo grupo de actividades serían las ejercidas principalmente por autónomos y freelances que han iniciado la actividad en los últimos meses, que presentan bajos niveles de actividad, inversión y facturación y que en un porcentaje elevado de ellos desiste de realizar la actividad antes del primer año de vida como profesionales.

Autónomos o sociedades

Como era de esperar, se observan importantes diferencias en cuanto a volumen de actividad dependiendo de si la actividad es realizada por un autónomo (persona física) o una sociedad.

La facturación media en el caso de sociedades mercantiles (70.074€) duplica a la de autónomos (33.918€), si bien el importe medio de la factura es inferior en el caso de las primeras: 695€ frente a los 785€ en el caso de los autónomos.

El volumen total de operaciones, tanto de ingresos como de gastos (y la consiguiente carga documental y administrativa) también es muy superior en el caso de sociedades: 326 facturas o justificantes de compras y ventas frente a los 177 de los autónomos.

Respecto al mencionado importe de beneficios antes de impuestos, en ambos casos es similar, si bien hay que considerar que en el caso de las sociedades se han deducido previamente las nóminas de los socios trabajadores (19.548€). No obstante, se observa un mayor auge de los negocios con forma jurídica de sociedad limitada incluso para niveles de beneficios más reducidos. En este sentido se han incrementado sensiblemente las consultas a los servicios de asesoría fiscal sobre la conveniencia de cambio en la forma jurídica.

Empresas más internacionales

Curiosamente el porcentaje de ventas fuera de España es similar en ambos casos (11% para autónomos frente al 13% de las sociedades) a pesar de la mencionada diferencia de tamaño y capacidad de venta.

El importante porcentaje de ventas internacionales incluso para empresas de esta pequeña dimensión se puede explicar por la proliferación de negocios basados en comercialización y prestación de servicios por vía electrónica, con un ámbito más global.

Períodos de mayor actividad

El último trimestre del año sigue siendo el período de mayor facturación en ambos casos, dentro del mismo en el caso de las sociedades se concentra más en el inicio del trimestre frente a los autónomos que lo hacen en diciembre.

Este dato podría, también, ser un signo de las últimas estadísticas macroeconómicas sobre el repunte del PIB en el último trimestre del año 2014. Esperando, si es así, que esto obedezca a una tendencia de incremento generalizado de la actividad económica y no tanto a un hecho cíclico dentro del proceso de facturación anual.

Esperemos que así sea y que en 2015 os lo podamos contar con mayor detalle.

Si todavía no has visto el Informe Económico 2014, puedes hacerlo ahora mismo:

Ver informe nacional

Publicado por Moisés Martínez

Director de Análisis Económico en Cuéntica.

@moises_martinez

Viniste por la contabilidad, te quedarás por la tranquilidad.

Conoce Cuéntica