¿Qué es un recibo?

El recibo es el documento que acredita el pago de una determinada cantidad de dinero, emitido por la persona acreedora (quien recibe el dinero o emite la factura por un bien o servicio), y dirigido a la persona deudora (quien paga, es decir al receptor del bien o el servicio).

El objetivo del recibo es dejar constancia de la realización de un abono que estaba pendiente. No existe regulación mercantil específica, siendo las instrucciones del Consejo Superior Bancario y las prácticas bancarias y comerciales las normas supletorias de protección jurídica. Dicho de otro modo, el recibo no tiene carácter impositivo, su utilidad es únicamente informativa, por lo que no existe una finalidad tributaria.

El recibo es considerado un efecto de comercio con características similares a la letra y al pagaré, pudiéndose endosarse y descontarse siempre que esté aceptado.

Normalmente se realizan por duplicado, entregándose una copia al receptor y otra al emisor para tener ambos un registro del recibo.

Pago del recibo

El pago suele domiciliarse en cuenta bancaria, pero también se acostumbra a cobrar en el domicilio del pagador-librado.

En el caso de domiciliación bancaria es necesaria la autorización escrita del deudor para que la entidad bancaria cargue o adeude en cuenta su pago. Una vez realizada esta anotación, la entidad envía al deudor el documento del recibo como justificante del abono.

Normalmente de suelen agrupar varios recibos de cobro a clientes para enviarlos al banco, este grupo de recibos es lo que comúnmente se llama remesa de recibos.

La información de la remesa se suele trasmitir a nuestra entidad bancaria en formato electrónico, introduciendo los datos de cada recibo de la remesa en la propia web del banco, o incluso importando en ésta un archivo informático con todos los datos que ha generado nuestro programa de facturación.

La conciliación bancaria es una herramienta muy útil para este tipo de documentos, ya que el pago, al estar domiciliado, será registrado de manera automática.

Características del recibo

El recibo domiciliado tiene un formato normalizado y su estructura es como se indica en la siguiente imagen

MODELO DE RECIBO

Los campos que debe contener son los siguientes:

  • Lugar de emisión
  • Fecha de emisión y vencimiento
  • Receptor y emisor
  • Importe

Actualmente, en la práctica diaria, rara vez se llega a imprimir este documento ya que lo habitual es transmitir esta información de cobro a nuestro banco para que él se encargue del cobro en la cuenta y banco que nuestro cliente nos ha dado como domiciliación.

Tipos de recibo más comunes

  1. Recibo de caja de egreso: Certifica que se ha producido un desembolso económico, normalmente al contado, para adquirir bienes o servicios.
  2. Recibo de caja de ingreso: Permite acreditar que se recibió el pago de un producto o servicio, normalmente en efectivo.
  3. Recibo de depósito en cuenta corriente: La entidad financiera firma y sella este tipo de documentos para certificar que ha recibido una determinada cantidad de dinero para abonar en la cuenta corriente de la empresa. El depositante puede retirar de forma parcial o total los fondos disponibles mediante el giro de cheques.
  4. Recibo de arrendamiento: Permite justificar el pago del alquiler por parte de un inquilino. Este documento tiene que ser emitido por el propietario del bien alquilado.

Nadie mejor que tú para llevar las cuentas de tu negocio.
Compruébalo tú mismo.

Emite tus facturas online
y envíaselas a tus clientes

Registra todos tus gastos
y tickets fácilmente

Controla en tiempo real
las métricas de tu negocio

Presenta tus obligaciones
contables y fiscales

y cuenta con un equipo de economistas expertos en contabilidad
para resolver cualquier duda que tengas o realizar cualquier gestión que necesites
15€/mes. Los primeros 15 días son gratis.